El navegador está obsoleto.

Ya no se admite Internet Explorer. Cambie de navegador para una mejor calidad del sitio web.

Adaptar la conducción a la situación del tráfico

mar 2019

Noticias y acciones

EU Logo

Hoy en día, los vehículos ya están interconectados en muchos aspectos, pero dentro de poco podrán incluso interactuar entre ellos y formar parte de un sistema de movilidad cooperativo, interconectado y automatizado. Es en esta interacción en la que se centran los sistemas de transporte inteligentes cooperativos (STI cooperativos). Esta nueva tecnología permitirá a los vehículos comunicarse entre sí, con la infraestructura vial y con otros usuarios de la vía pública —por ejemplo, para intercambiar información sobre situaciones de peligro, obras en la carretera o programación de los semáforos—, lo que hará que el tráfico rodado sea más seguro, más limpio y más eficiente.

Las nuevas normas adoptadas en marzo de 2019 por la Comisión Europea sobre la introducción de STI cooperativos constituyen, según la institución, un paso más hacia la modernización del sector europeo de la movilidad. Al mismo tiempo, el sector se prepara también para la neutralidad climática que se pretende alcanzar en la segunda mitad de nuestro siglo y se contribuye además al objetivo a largo plazo de la UE de reducir prácticamente a cero el número de víctimas mortales y heridos graves en carretera de aquí a 2050 («Visión Cero»). Ya a partir de este año, los vehículos, las señales de tráfico y las autopistas estarán equipados con la tecnología necesaria para enviar mensajes estandarizados a todos los usuarios de la vía pública.

Las especificaciones establecen los requisitos mínimos para la interoperabilidad entre los diferentes sistemas cooperativos utilizados. La interoperabilidad permitirá a todas las estaciones de STI cooperativos dotadas del correspondiente equipamiento intercambiar mensajes con cualquier otra estación de forma segura en una red abierta. La Comisión Europea espera que la conectividad digital entre los vehículos mismos y entre los vehículos y la infraestructura del tráfico mejore de manera significativa la seguridad vial, la eficiencia del tráfico y el confort de la conducción, ayudando al conductor a tomar las decisiones adecuadas y a adaptarse a la situación del tráfico.

Compartir página