Ángulo muerto – mayor seguridad en giros a la derecha para vehículos comerciales

jun 2017

Ingeniería Automovilística

La maniobra de giro a la derecha de vehículos comerciales presenta un riesgo elevado para peatones y ciclistas, especialmente en los núcleos urbanos y cuando en un cruce se paran directamente al lado de un camión, encontrándose de esta manera en el ángulo muerto con visibilidad reducida o nula por parte del conductor.

Si el camión gira hacia la derecha existe el peligro extremo de ser arrollado por el. El peligro no es menor en los casos en los que un usuario desprotegido quiere seguir su camino por el lado derecho de un camión (circulando) – pensando que el conductor le ha visto y confiando en su preferencia en la vía. Las graves consecuencias se nos presentan cuando contemplamos las cifras pertenecientes a estos siniestros. Aunque las estadísticas alemanas no disponen de datos exactos sobre el escenario del “ángulo muerto”, los expertos del Instituto Federal de Caminos y Carreteras (BASt) han hecho un cálculo aproximado de ciclistas heridos de gravedad o fallecidos en un estudio llevado a cabo hace unos años. Según sus estimaciones, en el territorio alemán en 2012 sucedieron unos 640 accidentes con daños personales por giros en situaciones de “ángulo muerto” dentro de zonas urbanas, con un total de 118 ciclistas heridos de gravedad y 23 ciclistas fallecidos.

Los sistemas de asistencia a la conducción como los asistentes de frenada y de giro para camiones, así como acciones infraestructurales como un desplazamiento hacia delante de la línea de detención y una “fase verde” para ciclistas anterior a los demás podrían reducir de manera significativa el riesgo de accidentalidad. El asistente de giro advierte al conductor del camión sobre la existencia de ciclistas y peatones si, pese a su prudencia, en la maniobra de giro a la derecha no se había percatado de ellos y en caso de peligro inminente frena el camión hasta que se detiene por completo. En este sentido, no debemos olvidar que desde hace años existe la obligatoriedad de los retrovisores según 2003/97/CEE para reducir el ángulo muerto y mejorar el campo de visión indirecto. Por regla general, no tiene mucho sentido instalar un mayor número de retrovisores o aumentar la curvatura del cristal. El conductor del camión dispone de cuatro espejos retrovisores en el lado derecho de su vehículo que juntos abarcan un amplio campo de visión delantero y lateral. Pero solamente se puede concentrar y procesar de forma adecuada la información visual recibida de un retrovisor a la vez, correspondiendo el orden del uso de los retrovisores a su valoración personal. Nadie le indica al conductor del camión cuando y como se visibiliza un peatón o ciclistas en uno de los espejos retrovisores. Un aumento de la curvatura del cristal no se considera útil ya que la curvatura actual esta muy cerca del límite de resolución por el ojo humano. Dado las circunstancias, es mucho más importante tener una colocación correcta de los espejos retrovisores y es justamente aquí donde reside el problema, según un estudio de DEKRA. Por esta razón, DEKRA junto con los fabricantes de vehículos industriales Daimler y MAN ha desarrollado una guía útil para la colocación de los retrovisores. Junto con los consejos reunidos en el pequeño folleto sobre el uso de los sistemas de espejos retrovisores en los vehículos industriales, se desarrolló un método innovador para la colocación óptima de los retrovisores en un tiempo mínimo, permitiendo una comprobación práctica del campo de visión garantizado por cada uno de los espejos retrovisores obligatorios. De forma muy fácil se puede colocar el marcaje necesario en cada parque móvil o área de servicio.

Este método es otra contribución adicional de DEKRA para alcanzar el objetivo estratégico de la carta de la UE de reducir el número de víctimas mortales y heridos graves en la carretera. Actualmente se está trabajando en Ginebra en una revisión de la normativa 2003/97/CEE. En un futuro, las cámaras sustituirán a todos los retrovisores, ampliando al mismo tiempo el campo de visión para reducir aún más el ángulo muerto. Simultáneamente, los fabricantes de vehículos están trabajando en una forma de transformar todas las imágenes captadas por las distintas cámaras en una sola en el monitor. De esta manera, el conductor se fija en una sola imagen. El uso de cámaras en vez de retrovisores no solo sirve para aumentar la seguridad sino también se debe a razones ecológicas – de esta manera se reduce la resistencia del aire, disminuyendo al mismo tiempo el consumo de combustible y las emisiones de CO2. En el caso ocasional de no haber cumplido con esta obligatoriedad – por haber “olvidado” la iluminación desmontable, haber “calculado mal” la carga del dispositivo o verse “sorprendido” por la oscuridad – los dispositivos pasivos de iluminación serán de especial importancia. Solo mediante una correcta, completa y visible instalación de los reflectores autoadhesivos o de los dispositivos retrorreflectantes obligatorios se puede garantizar en la medida de lo necesario su función de seguridad vital en caso de un siniestro.

Compartir página