El navegador está obsoleto.

Ya no se admite Internet Explorer. Cambie de navegador para una mejor calidad del sitio web.

Comparación de riesgo de las distintas modalidades de uso de la vía pública

abr 2016

Accidentes

Si se comparan las distintas modalidades de uso de la vía pública en el ámbito del transporte de pasajeros, se comprueba rápidamente que el riesgo de fallecer en un accidente de tráfico es mucho mayor con un turismo que con un medio de transporte público. Las razones principales según una publicación de la Oficina Federal de Estadística de 2011 sobre ‘comparación de riesgos de los medios de transporte’, son las amplias medidas de seguridad en los transportes públicos junto con una menor posibilidad de fallo humano.

Una comparación de los valores absolutos en las distintas modalidades del uso de la vía pública indica que a lo largo de un año el mayor número de víctimas mortales se registra en los ocupantes de turismos. Pero si se observa el número de víctimas separadas según su localización (centro urbano, extrarradio sin autovía, autovía) se encuentran notables diferencias. Como contrapartida, el número de accidentes de los demás medios de transporte es significativamente menor.

La comparación de los valores absolutos de personas accidentadas, sin embargo, no es suficiente para determinar el riesgo de siniestro de cada medio de transporte. Solamente la relación entre accidentes y accidentados respecto a un número de base – por ejemplo la frecuencia de uso – puede proporcionar información real sobre el riego. Posibles valores de medición del uso de un vehículo pueden ser, por ejemplo, el número de vehículos del parque móvil, el número de horas que se usa dicho vehículo, el número de personas transportadas o los trayectos recorridos.

Según la opinión de los expertos, el mejor indicador para relativizar los accidentes de los distintos medios de transporte parece ser el llamado pasajero-kilómetro. Mediante la combinación del servicio prestado ‘kilómetro recorrido’ y el ‘número de personas transportadas’ implícitas en el pasajero- kilómetro, se compensan las distorsiones que podrían ocurrir en el uso aislado de solo una de estas unidades de medida.

La Oficina Federal de Estadística calculó en el año 2011 el número de heridos y fallecidos por mil millones de pasajero- kilómetro para los años comprendidos entre 2005 a 2009 en cinco medios de transporte: turismo, autobús, ferrocarril, tranvía y avión. El orden fue el mismo tanto respecto a los heridos como a los fallecidos. El coche fue con diferencia el medio más peligroso (276 heridos y 2,9 fallecidos por mil millones de pasajero-kilómetro), seguido por el autobús (74/0,17), el tranvía (42/0,16) y el ferrocarril (2,7/0,04). El más seguro era el avión comercial con 0,3 heridos y casi cero fallecidos por mil millones de pasajero-kilómetro.

No obstante, el riesgo de sufrir un accidente mortal en un automóvil en Alemania se ha reducido de manera clara y constante en más de un 70 por ciento desde 1995 – de aproximadamente siete fallecidos por mil millones de pasajero-kilómetro a aproximadamente dos fallecidos por mil millones de pasajero-kilómetro.

Bandera Alemania

Ocupantes fallecidos por mil millones de pasajero-kilómetro

Sobre todo los ocupantes de turismos se han beneficiado del aumento en la seguridad vial en las últimas décadas.

Puede visualizar y ocultar datos a través de los botones de colores. Tenga en cuenta que los valores reales absolutos pueden presentar desviaciones mínimas (<1%).
Fuente: StBA (Oficina Federal de Estadisticas de Alemania), DIW (Instituto Alemán de Investigación Económica)

Los ocupantes de los turismos actualmente circulan casi tan seguros como los ocupantes de los vehículos de transporte de mercancía a menudo bastante más pesados. Pero el riesgo respecto al servicio de transporte prestado (pasajero-kilómetro) de fallecer en un turismo sigue siendo significativamente más alto que en un medio de transporte público.

El orden presentado se mantiene también en las comparaciones a nivel europeo. Existe, sin embargo, un medio de transporte aún más peligroso que el turismo: la motocicleta. Por mil millones de pasajero-kilómetro fallecen un promedio de 53 motoristas en las carreteras europeas. Solo en Alemania, el riesgo de fallecer en un siniestro vial con una motocicleta de matrícula oficial es 24 veces más elevado por pasajero-kilómetro que con un turismo. Dicho riesgo tampoco experimenta cambio alguno si se toma como indicador el número de vehículos. Ejemplo Alemania: Con respecto al número total de vehículos, según informaciones de la Oficina Federal de Estadística, en 2014 se accidentaron cuatro usuarios de ciclomotores con placa de seguro, 15 usuarios de motocicletas con matrículas oficiales y cuatro ocupantes de turismos por cada 100.000 vehículos. Estas cifras demuestran claramente que, en primer lugar, el riesgo de sufrir lesiones es más elevado encima de una motocicleta que en un turismo y, en segundo lugar, que las consecuencias de los siniestros viales son mucho más graves para los usuarios de las motocicletas con matrícula oficial comparados con los usuarios de ciclomotores con placa de seguro y con los ocupantes de turismos. Dos factores se unen respecto a los conductores de motocicletas: están mucho menos protegidos – a pesar de las prendas de protección – que los ocupantes de los turismos y circulan a una velocidad mucho mayor que los conductores de ciclomotores con placa de seguro.

Ocupantes de autobuses fallecidos en alemania y en la UE

Desde 1995 los datos publicados por la Oficina Federal de Estadística también reflejan el número de ocupantes accidentados en autobuses en Alemania – divididos en autocares, autobuses de línea, autobuses escolares, trolebuses y otros/desconocidos autobuses que no podrían ser clasificados en ninguno de los tipos arriba indicados en los atestados de la policía. En general, las cifras son muy pequeñas y pueden variar mucho a causa de un solo siniestro grave. Por ejemplo, en septiembre de 2010 ocurrió un accidente en una autovía en el cual un autocar chocó con el pilar de un puente después de una colisión con un turismo. Fallecieron 13 viajeros, lo que supone un 59 por ciento del total de las 22 víctimas mortales en autocares del año 2010. Para los años 1998, 2001 y 2006 no consta en las estadísticas ninguna víctima mortal de ocupantes de autocares a causa de un accidente en las carreteras alemanas. Por lo tanto, la ‘visión cero’ era una realidad temporal en este grupo de usuarios de la vía pública. Sin embargo, también hay años (entre ellos 2007, 2010 y 2014) en los cuales el número de víctimas mortales en autocares predomina en el número total de víctimas mortales de ocupantes de cualquier tipo de autobus. De forma positiva se debe destacar que en 15 años individuales del periodo indicado no hubo ninguna víctima mortal por siniestro vial entre los ocupantes de autobuses escolares. Comparativamente, a nivel europeo pocos viajeros de autobuses fallecen en accidentes de tráfico. Según una serie de datos recopilados a largo plazo publicados por CARE, se puede esquematizar la evolución histórica para 15 estados desde 1991 hasta 2013 separados por localización.

Bandera UE

Ocupantes de autobuses fallecidos en 15 estados de la UE

1991 a 2013 (EU-15)

Puede visualizar y ocultar datos a través de los botones de colores. Tenga en cuenta que los valores reales absolutos pueden presentar desviaciones mínimas (<1%).
Fuente: CARE, StBA (Oficina Federal de Estadisticas de Alemania)

El número total relativamente bajo alcanzó su máximo (267 fallecidos) en el año 1992 y experimentó una reducción de un 61 por ciento entre los años 2001 y 2010, superando los objetivos de una reducción a la mitad del tercer programa de seguridad de la UE.

Como se puede observar, la mayoría de pasajeros de autobuses fallecen en accidentes fuera de los núcleos urbanos. Suele tratarse de ocupantes de autocares o autobuses de línea de largo recorrido. Mientras que en algunos años predominaban las víctimas mortales de siniestros en las autopistas y autovías, en otros los accidentes ocurrieron en las demás carreteras fuera de los núcleos urbanos.

Los sucesos de accidentes de autobuses se ven a menudo ensombrecidos por algún siniestro grave en el cual se tienen que lamentar víctimas mortales. El aumento a 118 víctimas mortales en el año 2013, por ejemplo, se debe a un accidente ocurrido en julio en el sur de Italia cuando el vehículos cayó por una fuerte pendiente de 30 metros, causando la muertos de 38 pasajeros. Otro caso trágico ocurrió en octubre de 2015 en el sur-oeste de Francia, cerca de la ciudad de Bordeaux donde 43 personas perdieron la vida.

Compartir página