El navegador está obsoleto.

Ya no se admite Internet Explorer. Cambie de navegador para una mejor calidad del sitio web.

El desgaste también depende del estilo de conducción

ago 2021

Noticias y acciones

Es imprescindible controlar con regularidad la presión de los neumáticos

«Quién apueste por una larga vida útil de los neumáticos de automóvil debe conducir con cabeza», recomienda Christian Koch, experto en neumáticos de DEKRA. «El estilo de conducción repercute enormemente en e desgaste de los neumáticos: conducir a altas velocidades, acelerar con fuerza y frenar de manera brusca desgasta mucho el perfil. Los conductores que con frecuencia hacen chirriar los neumáticos al arrancar en un semáforo y conducen hasta rozar el límite en las curvas ya pueden estar preparados para cambiar los neumáticos con mayor frecuencia». En cambio, un estilo de conducción defensivo reduce el desgaste de los neumáticos y alarga su vida útil. También la presión de inflado correcta es un factor importante. Para proteger los neumáticos se deben respetar los valores indicados por el fabricante, adaptarlos a la carga del vehículo y comprobarlos con regularidad.

La elección del tipo de neumático adecuado es otro requisito para reducir el desgaste de los neumáticos. Los neumáticos de verano son idóneos para la estación cálida y los de invierno para la estación fría. Utilizar neumáticos de invierno en verano y neumáticos de verano en invierno no solo representa un riesgo para la seguridad; también aumenta la abrasión y el desgaste, sobre todo en el primer caso citado. En el caso de los neumáticos universales, el comportamiento de desgaste en verano suele ser peor que el de los neumáticos de verano.

Sin embargo, para conseguir una larga vida útil de los neumáticos también es imprescindible inspeccionarlos con regularidad, por ejemplo, para detectar una abrasión irregular o un «perfil de dientes de sierra». En e caso de los neumáticos universales que no se cambian en primavera y otoño también se recomienda encarecidamente encargar a un especialistaque realice un control de los neumáticos dos veces al año. Además, conviene cambiar los neumáticos con regularidad entre el eje delantero y el trasero. «De esta manera se consigue un desgaste más uniforme en las cuatro ruedas del vehículo. Cuando toca cambiar neumáticos individuales, se aplica la regla de que los mejores neumáticos siempre deben montarse en el eje trasero, independientemente de la configuración de la propulsión, es decir, si se trata de tracción delantera, trasera o total», explica el experto en neumáticos Koch.

A propósito, también el tipo de trayecto influye notablemente en la durabilidad del perfil y el kilometraje que se pueden alcanzar con los neumáticos. El neumático tendrá una duraciónen kilómetros claramente mayor en terreno llano que en la montaña. El motivo es la potencia de aceleración y de frenado netamente mayor que el neumático transmite a la calzada en las pendientes y que se paga forzosamente con un mayor desgaste. Por lo tanto, aunque el comportamiento en carretera y otras condiciones límite sean las mismas, un neumático se desgastará mucho antes en zona de montaña que en la costa.

Compartir página