Grandes diferencias a nivel mundial

jun 2017

Accidentes

La tendencia negativa en las cifras de mortalidad en las carreteras de muchos países del mundo demuestra claramente el gran desafío al que nos enfrentamos para aumentar significativamente la seguridad. Mientras que la UE registró una nueva tendencia positiva en el año 2016, la cifra de víctimas mortales en los EEUU se disparó, convirtiendo a los EEUU en la nación industrial con el mayor número de víctimas mortales. Es imprescindible revertir esta tendencia tan negativa. No obstante, para alcanzar el objetivo declarado de reducir la cifra de mortalidad en las carreteras europeas a la mitad en 2020 en comparación con el año 2010, la UE debe realizar importantes esfuerzos.

Aproximadamente 25.500: esto es el número de personas fallecidas en las carreteras de los estados miembros en 2016, según los cálculos provisionales de la Comisión Europea. Esto supone una reducción de 600 víctimas mortales en comparacióncon el año 2015, en los últimos seis años, la cifrade mortalidad se ha reducido en un 19 por ciento. La tendencia positiva de losúltimos años es claramente esperanzadora pero segúnlas declaraciones de la Comisaria Violeta Bulc,responsable del área de transporte, posiblementeno será suficiente para alcanzar el objetivo de reducirel número de víctimas mortales a la mitad en elperiodo comprendido entre 2010 y 2020. Todos losagentes están llamados a doblar sus esfuerzos, enparticular las autoridades nacionales y locales quediariamente deben enfrentarse al cumplimiento delas normas y a la sensibilización de todos los usuariosde la red viaria.

Amplio paquete de medidas de la UE

Según sus declaraciones, la UE ha creado un marcogeneral que incluye leyes y recomendaciones para lamejora de la seguridad vial – por ejemplo mediantela aprobación de requerimientos mínimos para el control de seguridad de la red transeuropea asícomo normas para el transporte seguro de mercancíaspeligrosas. Adicionalmente, con la nueva legislaciónentrada en vigor en mayo de 2015 sobreel cumplimiento transfronterizo de las normas decirculación, se permite la represión de conductorespor infracciones de tráfico cometidos en el extranjero.Y con la legislación aprobada en abril de 2014sobre la inspección técnica de vehículos se quierereducir el número de accidentes causados por defectostécnicos en los vehículos.

Según la Comisión Europea se ha establecidoun nuevo hito en la seguridad vial en 2015 con elacuerdo de adoptar una nueva tecnología que salvarámuchas vidas: a partir de marzo de 2018 todoslos modelos nuevos de turismos y vehículos ligerosestarán equipados con el sistema e-call queen caso de un siniestro grave se activa automáticamenterealizando una llamada al 112 comúnen toda Europa y con servicio permanente, proporcionandola ubicación exacta del vehículo asícomo información adicional sobre la gravedad delaccidente. Con esta medida se reducirá el tiempode llegada de los servicios de emergencia en un 50por ciento en zonas interurbanas y en un 40 porciento en zonas urbanas. Según las primeras estimaciones,esto reducirá la cifra de víctimas mortalesen un cuatro por ciento y la cifra de los heridosgraves en un seis por ciento.

El nivel de seguridad es comparativamente alto en la UE – con grandes diferencias entre los estados miembros

No obstante, según un Factsheet de la Comisión Europea, las carreteras europeas siguen encontrándoseentre las más seguras del mundo: en 2016 fallecieronen la red viaria europea 50 personas por cadamillón de habitantes, cuando a nivel mundial fueron174 personas. Existen grandes diferencias entre los distintos estados miembros de la UE .Suecia fue en 2016 el país con el menor número devíctimas mortales por millón de habitantes (27), seguidopor el Reino Unido (28), los Países Bajos (33),España (37), Dinamarca (37), Alemania (39) e Irlanda(40). Los peores resultados se registraron enBulgaria (99), Rumanía (97), Letonia (80), Polonia(79). Los países con una mayor reducción de fallecidosfueron Lituania (22 por ciento), Letonia (16 porciento) y la República Checa (16 por ciento). El númerode víctimas mortales en 2016 se mantuvo porsegundo año consecutivo por debajo de los 100 fallecidospor millón de habitantes en todos los estadosmiembros, en la mayoría de los casos este porcentajeestaba incluso por debajo de los 80, y másde la mitad de los estados miembros presentaron sumejor estadística desde 1965.

Respecto a la red viaria europea, solamente unocho por ciento de todas las víctimas mortales en2016 fueron registrados en las autopistas, un 37 porciento en zonas urbanas y un 55 por ciento en víassecundarias, siendo el grupo con mayores cifras demortalidad el de los ocupantes de turismos con un46 por ciento. La misma cifra fue alcanzadapor el conjunto de los usuarios más débilescomo peatones, ciclistas y motociclistas, que se encuentranen especial peligro dentro de los núcleosurbanos. Un 21 por ciento de todas las víctimas fueronpeatones, es el grupo con menos porcentaje dereducción en comparación con los demás usuarios(desde 2010 un 11 por ciento de reducción respectoa un 19 por ciento de reducción total). Un ocho porciento de todas las víctimas mortales son ciclistas,y en el caso de los motociclistas, que también se encuentranentre los usuarios menos protegidos, la cifrade mortalidad es de un 14 por ciento. La reducción de la cifra de mortalidad es mucho menor entre los usuarios más débiles comparado con el total de los usuarios de la red viaria.

Como mencionado anteriormente, la evolución delas cifras de mortalidad en 2016 a nivel europeo presentagrandes diferencias entre los estados miembros.Mientras que en Alemania se registró una reducciónde un 7,3 por ciento en la cifra de mortalidad respectoal año anterior, frenando de esta manera la tendencianegativa de los dos años previos, el número se mantuvoconstante en Francia con un ligero aumento del 0,2por ciento de 3.461 a 3.469 víctimas mortales. No obstante,este es el tercer año consecutivo de un aumentode las cifras en Francia. Las causas de la mayoría delos siniestros con daños personales fueron exceso develocidad, consumo de alcohol – especialmente porparte de conductores y conductoras jóvenes – infraccionesde las normas de circulación y distracciones. Elaumento fue mayor entre los peatones con un 15 porciento más de fallecidos.

También en España se lamenta un aumento del 2,5por ciento, de 1.130 a 1.160 víctimas mortales. Italia,sin embargo, se encuentra entre los países europeoscon una mayor reducción de las cifras en 2016. Segúndatos provisionales, la cifra de mortalidad se redujoen los primeros seis meses en un 5 por ciento en comparacióncon el primer semestre de 2015.

Compartir página