Más concienciación para la seguridad vial de los niños

26 abr 2019 Infraestructura
Lo que parece grande para los niños, como un coche, también se convierte rápidamente para ellos en un obstáculo visual. Como consecuencia, en ciertas circunstancias, los usuarios más pequeños de la vía pública no pueden ver en su totalidad determinadas zonas de una calle. Además, en situaciones de este tipo, muchos niños suelen hacer una estimación incorrecta de la distancia y la velocidad. Para recordar a los adultos cómo se ve el tráfico a través de los ojos de un niño, DEKRA ha diseñado unos vehículos gigantes conocidos como Gulliver. Esta medida aumenta la concienciación respecto a los usuarios más jóvenes de la vía pública y ayuda a los adultos a adaptar su propio comportamiento.