Mayor enfoque a los heridos graves en la UE

sep 2017

Accidentes

Según datos estadísticos de la Comisión Europea,por cada víctima mortal hay muchas más personascon lesiones graves que a menudo causan gran sufrimientohumano con cambios drásticos en el estilode vida. Las lesiones graves no solo ocurren con mayorfrecuencia, también desencadenan unos costessocio-económicos elevados por las necesidades prolongadasde rehabilitación y asistencia médica. Estoafecta especialmente a los usuarios más vulnerablescomo peatones, ciclistas y motociclistas o las personas mayores.

Desde el año 2015 todos los estados miembros de laUE registran sus datos sobre heridos graves en base auna definición nueva de criterios médicos homologadosde acuerdo común. En la UE se emplea el códigointernacional AIS (Abbreviated Injury Scale) para ladefinición de heridos graves en accidentes de tráfico.En la escala MAIS un nivel mayor de 3 se considerauna lesión grave (MAIS3+). Esto ha marcado diferenciasimportantes con las cifras recogidas hasta la fechaa nivel nacional de usuarios “heridos graves”.

La Comisión publicó en 2016 los datos sobre lagravedad de las lesiones de 16 países miembros: Bélgica,República Checa, Alemania, España, Irlanda,Francia, Italia, Chipre, Los Países Bajos, Austria,Polonia, Portugal, Eslovenia, Finlandia, Suecia y elReino Unido. Estos datos dejan prever que cada añoaproximadamente 135.000 personas son víctimas degraves lesiones en siniestros viales en las carreteras uropeas. Es decir, por cada víctima mortal en laUE hay 5,2 heridos graves, tratándose aquí tambiénen una mayor proporcionalidad de los usuarios másvulnerables como peatones, ciclistas, motociclistaasí como personas mayores.

Evolucion de la siniestralidad en las carreteras alemanas

Según datos preliminares de la Oficina Federal deEstadística, 2016 fue el año de mayor accidentalidaden Alemania desde la unificación. La policíaregistró aproximadamente 2,6 millones de siniestros(+2,8 por ciento en comparación al año anterior).En 2,3 millones de estos accidentes se ocasionarondaños materiales, en 308.000 fallecieronpersonas o resultaron heridas. En total murieronen 2016 en las carreteras alemanas 3.206 personas– también según datos estimados. Esto suponeuna reducción de 253 víctimas mortales o un 7,3por ciento menos que en 2015 cuando fallecieron3.459 personas. De esta manera la cifra de mortalidadalcanza su nivel más bajo en los últimos60 años. En cifras absolutas, Alemaniapresenta un cuadro poco homogéneo. La mayorreducción se prevé en Baden-Württemberg,con -78 personas (-16,1 por ciento), seguido deBrandenburgo con -58 personas (-32,4 por ciento).Tanto en Hamburgo (+9/+45 por ciento) y Berlín(+8/16,7 por ciento), como en Sarre (+3/9,7 porciento), en Schleswig-Holstein (+7/+6,5 por ciento)y Baviera (+2/+0,3 por ciento) se registró unaumento de la mortalidad.

Según la Oficina Federalde Estadística aún se desconoce el trasfondoexacto de esta evolución en la siniestralidad.

Lareducción en el número de víctimas mortales en 2016 se debe seguramente a la climatología adversaen la primera mitad de dicho año.Los datos detallados entre enero y diciembre de 2016 muestran una gran reducción en la mortalidadde los usuarios de motocicletas y ciclomotores(-99 fallecidos = -15,7 por ciento). También se redujola cifra de mortalidad de los ocupantes de turismos(-170 fallecidos = -6,5 por ciento). Por lo contrario,se contabilizaron más víctimas entre los conductoresde motocicletas de baja cilindrada y ciclomotores(+6 fallecidos = +8,5 por ciento) así como de ciclistas(+8 fallecidos = +2,5 por ciento). El aumentode víctimas entre los ciclistas se debe a la crecientepopularidad de los pedelecs con la consiguiente mayorimplicación en accidentes de tráfico (un total de61 fallecidos = +70 por ciento respecto a 2015). Siniestroscon implicación de camiones de más de 3,5toneladas causaron un aumento de 40 fallecidos en 2016, en comparación con el año 2015, mientras queen los camiones de menos de 3,5 toneladas se registróuna reducción de 56 víctimas.

La mayoría de las víctimas perdieron su vida encarreteras secundarias (1.855), el número de víctimasen el entorno urbano era de 958 y en las autopistasy autovías se contabilizaron 393 víctimasmortales. Casi 370.000 casos de los siniestros condaños personales se debían a malas conductas porparte del conductor, encontrándose en primer lugarerrores en el desplazamiento lateral, cambiode sentido y en la marcha atrás (aproximadamente 58.000), seguido por el incumplimiento en cederel paso (casi 53.500), mantener una distancia de seguridadinadecuada (51.200) y exceso de velocidad(casi 47.000). El porcentaje que recae a las distraccionespor uso del móvil y otros dispositivos no sepuede calcular por falta de mediciones demostrables,pero debe ser considerable.

Compartir página