Simulaciones de accidentes para la optimización de las tácticas operativas de los cuerpos de bomberos en accidentes graves

feb 2017

Noticias y acciones

La seguridad de los turismos ha experimentado grandes progresos en los últimos años. La optimización y el perfeccionamiento de la seguridad de los ocupantes han contribuido de forma significativa a reducir notablemente el riesgo de lesiones y muerte. Actualmente, en los turismos modernos el bloqueo de puertas o el aprisionamiento de los ocupantes, en general, únicamente se producen en caso de accidentes muy graves. Esto es así, por ejemplo, debido al uso de aceros de alta resistencia que, en contrapartida, originan nuevos desafíos a los cuerpos de bomberos. La formación práctica en este tipo de situaciones también resulta complicada, ya que, generalmente, solo se dispone de vehículos antiguos para el desguace, los cuales no presentan los correspondientes refuerzos. Además, los vehículos empleados en las prácticas no suelen estar dañados y, en caso de estarlo, solo lo están ligeramente, lo que puede implicar una importante diferencia en comparación con las misiones de rescate. Esto supone tener que ajustar debidamente las tácticas operativas y que los equipos de intervención requieran formación adicional.

La verdad es que los modelos actuales de los medios convencionales empleados por los cuerpos de bomberos, tales como separadores hidráulicos, cizallas o cilindros de rescate, son suficientes para desempeñar un rescate efectivo y rápido incluso en vehículos modernos. No obstante, los cuerpos de bomberos emplean una gran variedad de métodos, en parte, significativamente diferentes entre ellos. Las diferencias residen en el tiempo necesario para realizar el rescate, así como en el estrés provocado a los ocupantes durante las tareas de rescate.

Con el objetivo de ofrecer a los cuerpos de bomberos opciones para optimizar sus tácticas operativas, DEKRA, el Instituto de investigación de accidentes de tráfico de la Universidad de Gotinga Georg August y la empresa Weber Rescue Systems están elaborando un estudio conjunto. A tal efecto, en el Crash Test Center de DEKRA en Neumünster bomberos experimentados, acompañados de un médico especializado en urgencias, han probado diversos métodos de rescate en vehículos modernos deformados de igual modo que en accidentes reales.

Al seleccionar los vehículos se tuvo en cuenta que actualmente aún se encuentren con frecuencia en circulación en Europa, que presenten un alto grado de seguridad y que dispongan de una estructura de vehículo moderna. El vehículo escogido fue el Ford Focus Turnier de primera generación (a partir de 1999), el cual obtuvo 4 estrellas en la prueba Euro NCAP tras su lanzamiento al mercado. Se adquirieron 30 vehículos de este modelo en el mercado de ocasión. A partir de las investigaciones en materia de accidentes de DEKRA y sobre la base de la experiencia del Crash Test Center se seleccionó un escenario de colisión en el que se aprisionaron maniquíes dentro de los vehículos a la altura de los pies/las piernas y a la altura de la cadera/la cintura. Asimismo, se prestó atención a que el escenario de daños resultante de la colisión no supusiese necesariamente el fallecimiento de los ocupantes del vehículo. Requisito para ello era una penetración de entre 20 y 30 cm del tablero de instrumentos, lo cual, a una velocidad de colisión de 85 km/h, únicamente se consiguió con un cubrimiento parcial.

El resultado: todos los métodos de rescate (gran apertura lateral, rescate rápido a través de la puerta del conductor mediante la técnica de la boa, túneles a través del maletero, retirada del techo y aparejo de cadena) son aptos para la liberación segura y cuidadosa de ocupantes atrapados. Los tiempos de rescate en Neumünster se situaron entre los 11 y los 20 minutos escasos.

Los conocimientos y la experiencia adquiridos se están analizando en detalle en estos momentos. Asimismo, está previsto llevar a cabo más simulaciones con vehículos nuevos para validar los resultados. Una vez finalizado el estudio, este material se publicará y se pondrá a disposición de los cuerpos de bomberos.

Compartir página