Sin posibilidades de supervivencia

dic 2016

Noticias y acciones

Las consecuencias horribles de una colisión con un árbol

Quien haya visto estas imágenes, deseará no vivir jamás una situación igual en el tráfico real: en el Crash Test Center de DEKRA en Neumünster se aceleró un Peugeot 406 Kombi hasta los 98 km/h con la ayuda de un cable de tracción y se hizo derrapar de forma lateral contra un poste. El vehículo quedó literalmente dividido, diversas piezas salieron despedidas y en el interior ya nada era como antes. El Peugeot quedó destruido hasta el punto de ser irreconocible, ya que con la colisión el árbol artificial penetró el ancho completo del vehículo. Los airbags laterales se activaron, sin embargo, según DEKRA, esto no habría sido protección suficiente. En resumen, en este escenario ninguno de los ocupantes habría sobrevivido.

“El objetivo de nuestra simulación era mostrar la intensidad de las fuerzas que actúan en una colisión con un árbol y que, a determinada velocidad, los pasajeros de un turismo en realidad no tienen posibilidades de sobrevivir”, explica Jens König, jefe de análisis e investigación en materia de accidentes en DEKRA Automobil GmbH. “El riesgo de fallecimiento de los pasajeros de un turismo en caso de colisión con un árbol es el doble que en colisiones con otros obstáculos”, argumenta Jens König. La explicación es que en caso de colisión con un árbol toda la energía de la colisión se concentra en una superficie reducida del vehículo. Si el vehículo impacta lateralmente o con el techo contra un árbol, el habitáculo se deforma de tal manera que a penas existen posibilidades de supervivencia para los ocupantes.

Mediante la simulación de accidente y las presentaciones introductorias de los investigadores en materia de accidentes de DEKRA Markus Egelhaaf, Alexander Berg y Luigi Ancona, DEKRA corroboró lo que las estadísticas de accidentes de tráfico vienen recogiendo con una triste regularidad cada año: las colisiones con árboles en el borde la carretera se caracterizan por ser accidentes de mucha gravedad. Según los datos del Instituto nacional de estadística alemán, en 2015 fallecieron 603 personas en accidentes de tráfico por colisiones con árboles en Alemania, lo que representa cerca del 17,4 % de los 3459 usuarios de la vía pública fallecidos en 2015. Las carreteras nacionales albergan el mayor riesgo: en 2015 fallecieron 517 personas en colisiones con árboles en las carreteras nacionales alemanas, casi el 26 % de todos los fallecidos en accidentes en este tipo de vía. A modo de comparación, en 2015 fallecieron en Francia 2175 personas en accidentes de tráfico en carreteras nacionales, de las cuales 316 fallecieron en colisiones con árboles (casi el 15 %). El problema parece ser menos grave en Italia, donde en 2015 1495 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico en carreteras nacionales, de las cuales 127 fallecieron en colisiones con árboles, es decir, únicamente el 9 %.

Entre otras, las medidas relacionadas con la mejora de las infraestructuras presenta actualmente un gran potencial para reducir el número y las consecuencias de los accidentes por colisiones con árboles en el borde de la carretera. Un ejemplo son las barreras de seguridad, que protegen sobre todo si es posible colocarlas a una distancia adecuada del árbol. En tal caso, la barrera de seguridad puede deformarse y absorber la energía. Con la forma constructiva apropiada, estas también pueden proteger eficazmente a los conductores de los vehículos de dos ruedas. Asimismo, la maleza y los arbustos son una solución de diseño del espacio vial útil para garantizar la seguridad, ya que proporcionan un gran superficie que detiene los vehículos de un modo relativamente suave. Por último, es posible contribuir a mejorar la seguridad estableciendo límites de velocidad y prohibiciones de adelantamiento en los tramos con mayor número de accidentes. Los controles son una medida de apoyo al cumplimiento de estas normas.

Compartir página