El navegador está obsoleto.

Ya no se admite Internet Explorer. Cambie de navegador para una mejor calidad del sitio web.

Accidentes de coche

nov 2016

Noticias y acciones

El cinturón de seguridad es el primer medio para salvar vidas

Las cifras dan que pensar: más de una quinta parte (21,2 %) de los pasajeros de turismos fallecidos en 2015 en accidentes de tráfico en Alemania no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Este es el resultado de un sondeo realizado en abril de 2016 en diez estados federados de Alemania por parte del Consejo alemán de seguridad viaria (DVR) y que se ha publicado en noviembre de 2016. Seis estados federados no disponían de estos datos.

En total, según los datos del Instituto nacional de estadística alemán, en 2015 fallecieron 1620 pasajeros de turismos en accidentes de tráfico en Alemania. Y, según el sondeo mencionado anteriormente, más de 340 de los pasajeros fallecidos no llevaban puesto el cinturón de seguridad. Dado que en algunos accidentes no fue posible determinar con certeza si las víctimas llevaban puesto el cinturón de seguridad, según el DVR, el porcentaje de víctimas que no llevaba puesto el cinturón de seguridad podría ser incluso mayor. El sondeo también concluyó que, en el caso de los vehículos comerciales, el porcentaje de pasajeros fallecidos que no llevaba puesto el cinturón de seguridad fue del 14,5 %, es decir, de los 146 pasajeros de vehículos comerciales fallecidos en accidentes de tráfico solamente 21 no llevaban puesto el cinturón de seguridad.

El panorama es similar en otros Estados miembros de la UE: por ejemplo, según el Observatorio francés de seguridad viaria (ONISR, por sus siglas en francés), en 2015 el 21 % de los pasajeros de turismos fallecidos en Francia no llevaba puesto el cinturón de seguridad, y, en el caso de los pasajeros de vehículos comerciales, el 38 % de los fallecidos no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Según Clemens Klinke, miembro de la Junta Directiva de DEKRA SE, responsable de la unidad de negocio Automoción y vicepresidente del DVR, las tecnologías de seguridad y los sistemas de asistencia a la conducción cada vez más modernos no deben hacernos olvidar que «el uso del cinturón de seguridad es la medida más importante para disminuir el riesgo de que los ocupantes del vehículo sufran lesiones graves». Esto no solo es aplicable a carreteras nacionales y autopistas, sino también al tráfico urbano.

En este último caso, muchos conductores cometen un grave error: con demasiada frecuencia no se abrochan el cinturón de seguridad al conducir en ciudad a velocidades reducidas, pues creen que en caso de producirse un accidente urbano podrán sujetarse con las manos o confiar en el airbag. Sin embargo, se trata de un error fatal, tal y como demuestran continuamente las simulaciones de accidentes realizadas por DEKRA. «Incluso al chocar contra un obstáculo sólido a 14 km/h actúan fuerzas equivalentes a ocho veces el peso corporal del pasajero», argumenta Clemens Klinke. Y una persona no es capaz de amortiguar una fuerza de tal magnitud. Por este motivo, nuestra recomendación es abrocharse siempre el cinturón de seguridad, tanto en los asientos delanteros como en los traseros, ya que este es el primer medio para salvar vidas.

Compartir página