Carga sujeta de forma segura

Carga sujeta de forma segura

oct 2017

Da igual en qué carreteras europeas los oficiales de policía examinen la sujeción de las cargas de los vehículos comerciales ligeros y pesados —entre ellos, también las furgonetas—: lo habitual es que observen deficiencias, en parte, graves. Con frecuencia, la causa de una sujeción deficiente es la falta de tiempo, así como también cierta despreocupación por parte de los implicados. Una y otra vez se observan, por ejemplo, cargas pesadas aseguradas únicamente por su propio peso, lo que es un error que puede conllevar enormes daños personales y materiales. Según los datos del Instituto nacional de estadística alemán, solo en Alemania tienen lugar cada año alrededor de 1000 accidentes de tráfico con daños personales en los que la causa es una sujeción deficiente de la carga. «La experiencia nos dice que a menudo, al transportar a casa una lavadora o un mueble con una furgoneta, la carga no se asegura lo suficiente, sobre todo, en el caso de talleres artesanales o empresas de mudanza privadas», declara Uwe Hagemann, jefe del departamento especializado de análisis en materia de accidentes de DEKRA en Bielefeld.

DEKRA ha demostrado lo dramáticas que pueden llegar a ser las consecuencias de transportar una carga sin asegurar en caso de colisión a través de una simulación de accidente en el centro de seguridad vial de Bielefeld. Se simuló el siguiente escenario: una furgoneta con una carga torpemente asegurada colisiona con el vehículo de delante a 58 km/h en una retención de tráfico. «También en ciudad suceden este tipo de accidentes una y otra vez», argumenta Uwe Hagemann. Según el analista de accidentes, uno de los motivos es el creciente peligro de distracción de los conductores por culpa del smartphone.

Para la simulación se almacenaron en el habitáculo de la furgoneta, entre otras cosas, una lavadora, una impresora, neumáticos y un paral largo. Tal y como se esperaba, tras la colisión nada seguía en su sitio. La lavadora, que simplemente se había dejado sobre el suelo, destrozó el asiento del acompañante, junto con la fijación, y lo desplazó hasta el tablero de instrumentos. El paral, al no estar sujeto, salió proyectado y se encastró en el descapotable que había justo delante en el atasco. Consecuencias mortales: muy probablemente el conductor y el acompañante de la furgoneta habrían fallecido; en el mejor de los casos, el conductor del turismo habría sufrido lesiones graves.

«Todos los conductores de furgonetas deberían tener claro qué fuerzas actúan sobre el vehículo y la carga en curvas, al frenar o incluso en caso de accidente», explica Jens König, jefe de análisis e investigación en materia de accidentes en DEKRA Automobil GmbH. Por ello y como medida de prevención, organizaciones de expertos como DEKRA ofrecen, desde hace años, seminarios especializados acerca de la sujeción de cargas. En ellos se enseña, además, el uso de los medios de seguridad y asistencia existentes, tales como correas de sujeción, cadenas, alfombrillas antideslizamiento y acolchados.

Cabe recordar que la responsabilidad de asegurar la carga adecuadamente no recae únicamente sobre el conductor. Son responsables también el dueño de la furgoneta y la persona que la carga, los cuales deben proporcionar el equipamiento adecuado y comprobar la seguridad tras la carga, respectivamente. De lo contrario, podrían ser considerados responsables de los daños y tener que responder personalmente por ellos.