Cero víctimas mortales en algunos modelos de turismos en los EEUU

jun 2017

Ingeniería Automovilística

Con vistas a la seguridad vehicular, son de gran importancia los estudios del IIHS llevados a cabo desde 1989 en los EEUU sobre el número víctimas mortales por cada millón de vehículos matriculados anualmente. En el primer estudio publicado en 1989 solamente se evaluaron turismos. Los estudios siguientes analizaron todos los “passenger vehicles” (turismos, furgonetas y Pickups). Como datos de base figuran los cálculos efectuados a partir de las cifras registradas de víctimas mortales en el Fatality Analysis Reporting System (FARS). El banco de datos administrado por la National Highway Traffic Safety Administration NHTSA es un registro completo de todos los accidentes mortales en los 50 estados de EEUU, incluido el Distrito de Columbia y Puerto Rico.

Todos los accidentes en carreteras públicas con implicación de un vehículo motorizado y en el cual al menos uno de los usuarios falleció dentro de los 30 días posteriores al siniestro son registrados en el FARS. El IIHS solamente contabiliza a los conductores fallecidos en el análisis de sus datos, porque se desconoce el número de los demás ocupantes. Las cifras anuales de vehículos registrados (National Vehicle Population Profile), divididos por marcas y series de modelo sirven como parámetros de referencia, siendo condición indispensable un registro de al menos 100.000 vehículos de una serie determinada. En caso de que se efectúan cambios de modelo con una repercusión importante sobre la construcción del vehículo y del equipamiento de seguridad durante el mismo ejercicio, los cálculos de la cifra de mortalidad se efectuarán al año siguiente.

Resultado central del estudio de IIHS es la evolución histórica de la cifra de conductores de turismos fallecidos por cada millón de vehículos registrados entre 1985 y 2012, indicando la evolución tanto del valor real como del valor estimado de vehículos bajo las mismas condiciones de construcción y equipamiento de seguridad. Destacamos que hasta 1998 la trayectoria de ambas curvas es casi paralela, con fases en las que el valor de víctimas mortales es incluso mayor que la cifra estimado en condiciones iguales de construcción y equipamiento. La conclusión de lo autores del estudio era que la seguridad de la flota de vehículos en los EEUU no había mejorado de forma significativa, experimentando un cambio llamativo en los años posteriores. La diferencia entre los dos valores en el año 2012 (65 frente a 98) se debe principalmente a una mejor seguridad vehicular. Sin esta mejora la estimación de conductores fallecidos para el año 2012 habría sido de 7.700 víctimas adicionales.

Compartir página