Mayor seguridad gracias a los sistemas de asistencia a la conducción

jun 2017

Noticias y acciones

Las conclusiones obtenidas gracias a la investigación de accidentes de tráfico confirman continuamente que la causa principal de los accidentes de tráfico con daños materiales y/o lesiones corporales son los fallos humanos. En promedio, las personas son responsables de más del 90 % de los accidentes. Con el fin de compensar hasta cierto punto los errores humanos, la industria del automóvil apuesta intensamente desde hace años por el uso de sistemas de asistencia a la conducción capaces de detectar de forma precoz situaciones viales y de conducción críticas, advertir de peligros e intervenir de manera activa, en caso necesario. Numerosos estudios ya prueban el potencial de estos sistemas para evitar accidentes de tráfico: según los expertos, prácticamente el 50 % de los accidentes pudieron evitarse por completo —o al menos reducirse su gravedad— cuando todos los vehículos implicados estaban equipados con los correspondientes sistemas.

Según una valoración del proveedor de la industria del automóvil Bosch, la penetración en el mercado de estos sistemas va en aumento. Aquí se recoge que, según las estadísticas oficiales de matriculación, en el año 2015 ya uno de cada cuatro turismos nuevos matriculados en Alemania contaba con un sistema automático de frenado de emergencia de a bordo, y el control adaptativo de distancia y velocidad (ACC) ya se usaba en el 11 % de los vehículos nuevos. Asimismo, el 16 % de los turismos nuevos supervisa el cambio de carril o se mantiene en el carril de forma autónoma, y el 11 % de los vehículos nuevos está equipado con una detección de señales de tráfico basada en cámaras. En especial los sistemas automáticos de frenado de emergencia van ganando terreno también en otros países europeos. En 2015, el 32 % de los turismos nuevos matriculados en los Países Bajos contaba con un sistema de asistencia a la frenada; en Bélgica, el 30 %, y en España, el 16 %. En Gran Bretaña, en el año 2015 en torno al 21 % de todos los turismos nuevos vendidos disponía de la función de frenada de emergencia.

Con el fin de demostrar qué sistemas de asistencia a la conducción resultan especialmente útiles al volante en caso de errores humanos, la campaña «mejor copiloto», emprendida por el Consejo alemán de seguridad vial (DVR) y respaldada, entre otros, por DEKRA, ha examinado en detalle los cuatro errores de conducción más frecuentes cometidos por los conductores de turismos que, según la Oficina federal alemana de estadística, tienen como consecuencia accidentes con lesiones corporales. En primera posición se sitúan con un 18 % los errores producidos al virar, dar la vuelta, ir marcha atrás, rodar y arrancar. En el 2.º, 3.er y 4.º puesto les siguen la inobservancia de la prioridad de paso (17 %), la distancia de seguridad insuficiente (16 %) y la velocidad inadecuada (12 %). En muchas de estas situaciones, sistemas como la frenada de emergencia, el regulador de distancia o la detección de señales de tráfico pueden ayudar al conductor de un modo activo.

Sin embargo, en opinión de Clemens Klinke, miembro de la Junta Directiva de DEKRA SE, responsable de la unidad de negocio Automoción y vicepresidente del DVR, los sistemas de asistencia integrados no eximen al conductor de su responsabilidad. «El ser humano es y seguirá siendo el elemento decisivo en lo que a seguridad vial se refiere y, por tanto, debe conducir siempre con prudencia».

Compartir página