El navegador está obsoleto.

Ya no se admite Internet Explorer. Cambie de navegador para una mejor calidad del sitio web.

Permiso gradual de circulación

jun 2017

Factor Humano

Desde abril de 2004 los primeros adolescentes alemanes mayores de 17 disponían de la posibilidad de la llamada conducción acompañada (BF 17). Desde 2008, esta posibilidad existe en todos los estados federales de Alemania. Para medir la efectividad en la seguridad vial de esta acción, se analizaron en un estudio dos muestras aleatorias: conductores BF 17 y conductores que habían obtenido el permiso de circulación a la edad de 18 años. Los resultados mostraron que en el primer año de la conducción autónoma se contabilizaron entre los antiguos conductores BF 17 un 17 por ciento menor de accidentes y un 15 por ciento menor de infracciones de tráfico en comparación con los conductores de la misma edad con “permisos de circulación convencionales”. Basándose en el kilometraje, la reducción es de un cuatro por ciento adicional (23 por ciento de accidentes, 22 por ciento de infracciones). Estos resultados se podían verificar mediante una muestra independiente. En conclusión, la conducción acompañada para mayores de 17 años ha evitado unos 1.700 accidentes con daños personales en 2009. Sin embargo, se constató que los efectos positivos de la conducción acompañada seguían en el segundo año de circulación autónoma para disminuir después. El modelo de la “conducción acompañada” también existe en otros países, como por ejemplo, Francia, Bélgica, Austria, España, Canadá y algunos estados federales de EEUU. Las condiciones previas de aptitud de la persona acompañante varían en cada país. En Alemania, por ejemplo, deben ser mayores de 30 años de edad y poseer un permiso válido de circulación de clase B (turismo) desde hace al menos 5 años o el correspondiente permiso antigua clase 3. No deben haber perdido más de un punto en el registro de transporte de Flensburg, en el momento de la entrega del permiso gradual, en el cual figuran con su nombre En Austria la persona acompañante debe estar en posesión de un permiso de circulación desde hace al menos siete años y demostrar de forma creíble que conduce un turismo o combi desde hace al menos tres. Además, no se debe haber cometido ninguna infracción grave en los últimos tres años, y durante la conducción acompañada rige la prohibición del consumo de alcohol (tasa límite 0,1 por mil). En Bélgica, el acompañante debe tener el permiso de circulación desde hace al menos seis años. Puesto que con los años de conducción se pueden producir pequeños fallos de manejo o cambios en la legislación desconocidos por el acompañante, desde principios de 2017 la persona en cuestión debe completar un curso de actualización.

Una particularidad en los EEUU es el concepto del Graduated Driver Licensing (GDL), que contiene restricciones para conductores adolescentes – en tres etapas distintas: Fase de aprendizaje: conducción solamente bajo supervisión, posteriormente se realiza un examen de conducir; Fase de transición: mayoritariamente conducción autónoma, con algunas restricciones como la prohibición absoluta de consuma de alcohol, límite de acompañantes adolescentes y desplazamientos nocturnos solamente con acompañante; Fase de completa autorización para circular: permiso de conducir estándar. Este concepto fue introducido por primera vez en 1996 en Florida; actualmente ha sido implementado de la misma manera o de forma muy parecida en todos los estados de Norte América. Los resultados son impresionantes: de acuerdo con los estudios de la National Highway Traffic Safety Administration (NSTSA), del Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) en colaboración con el Highway Loss Data Institute (HLDI), en el segmento de los usuarios entre 15 y 20 años se ha contabilizado una reducción en víctimas mortales por accidentes de tráfico del 51 por ciento entre 2005 y 2014. Aun así, en 2014 fallecieron unos 1.717 conductores jóvenes entre 15 y 20 años en siniestros viales, aproximadamente 170.000 fueron heridos. La implicación de conductores con edades entre 15 y 20 años en siniestros mortales era de un nueve por ciento en 2014. En Nueva Zelanda, donde desde mayo 2015 la filial de DEKRA, Vehicle Testing New Zealand (VTNZ), ha realizado los exámenes prácticos de conducir, se ha implantado este sistema GDL de tres niveles en 1987, y desde entonces se aplica a todos los principiantes entre 15 y 24 años de edad. Se divide en un carnet de aprendiz (“Learner’s License”), un permiso de circulación restringida (“Restricted Liscense”) y un permiso de circulación pleno (“Full License”).

Compartir página