El navegador está obsoleto.

Ya no se admite Internet Explorer. Cambie de navegador para una mejor calidad del sitio web.

POSIBILIDADES DE LIMITAR LA VELOCIDAD O FUNCIONALIDADES

may 2022

Ingeniería Automovilística

Las limitaciones de velocidad —entre otros, delante de las escuelas— contribuyen de forma valiosa a mejorar la seguridad vial
Las limitaciones de velocidad —entre otros, delante de las escuelas— contribuyen de forma valiosa a mejorar la seguridad vial

El potencial de velocidad y potencia que ofrecen los vehículos utilizados por los jóvenes despierta en algunos conductores noveles el deseo irresistible de experimentarlo en su máxima expresión, emocionados al tener por fin el permiso de conducir y poder circular con libertad y «sin freno». Con frecuencia, este viaje adopta un triste fin —a menudo, incluso en los primeros kilómetros—.

Este peligro potencial, especialmente en la fase inicial, se puede reducir perfectamente con medios técnicos. En este contexto, desempeñan un papel importante el constante avance en la digitalización de los sistemas de propulsión del vehículo junto con su equipamiento. Hace ya una década, un primer fabricante presentó una solución aplicable mediante una llave de contacto programable que, al ser utilizada por ejemplo por un conductor novel, limita la velocidad máxima alcanzable a un valor determinado.

Sin embargo, una limitación de la velocidad máxima posible de este tipo no garantiza que realmente se cumpla la velocidad exigida —por ejemplo, por el Código de Circulación alemán— en todas las situaciones de conducción. En su artículo 3, se recoge que «La persona que conduzca un vehículo solo podrá hacerlo a una velocidad tal que el vehículo esté bajo control en todo momento. La velocidad debe adaptarse en particular a las condiciones de la calzada, el tráfico, la visibilidad y las condiciones meteorológicas, así como a las capacidades personales y a las características del vehículo y de la carga.»

Para una mayor seguridad, es decisivo sobre todo observar las normas de circulación. Determinadas señales de tráfico advierten de peligros especiales y exigen en algunos tramos el cumplimiento de una velocidad máxima admisible reducida. Con ello se pretende proteger especialmente a los grupos de personas más vulnerables, por ejemplo, frente a guarderías, escuelas o residencias de ancianos. Para que el cumplimiento de las limitaciones de velocidad vigentes sea aún más fiable, además de los efectivos controles de tráfico, en el futuro habrá dispositivos en el propio vehículo que influirán directamente en el cumplimiento de los límites de velocidad.

LIMITADOR AUTOMÁTICO DE VELOCIDAD

limitador de velocidad
Con un limitador de velocidad se puede ajustar qué velocidad no debe superarse

Uno de estos dispositivos es, por ejemplo, el sistema Intelligent Speed Assistance (ISA, asistente inteligente de velocidad). La UE espera lograr un efecto positivo en la reducción de la cifra de accidentes, por lo que ha dispuesto que a partir del 6 de julio de 2022 todos los modelos de vehículo nuevos (turismos, furgonetas, camiones y autobuses) deberán estar equipados obligatoriamente con un sistema ISA. A partir del 7 de julio de 2024, será obligatorio en todos los vehículos que entren en circulación. La detección de señales de tráfico y los tempomat (dispositivos de regulación/limitación de velocidad) forman parte cada vez más del equipamiento estándar de los turismos. El ISA conectará los sistemas de tal forma que se asistirá al conductor para que mantenga el límite de velocidad vigente en cada momento. Para ello, detectará el límite de velocidad actual mediante una cámara de vídeo y/o GPS. En todo momento, el conductor podrá anular el asistente inteligente de velocidad. Además, para aumentar su aceptación, el sistema ISA se podrá desconectar, si bien volverá a estar activo con cada nuevo arranque del vehículo.

El conductor podrá anular el sistema mediante el acelerador, por ejemplo, durante un adelantamiento. Recibirá una señal visual y acústica hasta que vuelva a alcanzar la velocidad máxima permitida o conduzca por debajo del límite. Con ella, el sistema ISA volverá a estar activo. El ISA no regula la velocidad mediante una intervención en el freno, sino reduciendo la potencia del motor. A su vez, emite una advertencia visual y acústica. También es posible una resistencia en el acelerador como refuerzo. Frenar es responsabilidad del conductor. El frenado automático solo se produce si el vehículo dispone de un sistema automático de frenado de emergencia o un control adaptativo de la velocidad.

A día de hoy es difícil evaluar el potencial del ISA en la prevención de accidentes. Pero si, por ejemplo, en el año 2030 la mitad de los vehículos matriculados en Alemania dispusieran de este sistema, es de suponer que —siempre que el accidente no se produjera dentro de los límites de la velocidad admitida, cosa que no ocurre siempre— esta tecnología podría evitar el 2,8 % de los accidentes mortales (= aprox. 100 víctimas). El sistema solo puede desplegar todo su potencial cuando funciona siempre y el conductor percibe la advertencia del sistema y la sigue. También está claro que el ISA es «solo» un sistema de asistencia. Es decir, el conductor sigue siendo responsable en todo momento de observar y cumplir el límite de velocidad actual.

LIMITACIÓN AUTOMÁTICA DE VELOCIDAD EN ZONAS DE TRÁFICO RESTRINGIDO Y PEATONALES

El principio básico del limitador automático de velocidad se puede transferir en el futuro a otros medios de transporte, como patinetes eléctricos o bicicletas eléctricas, siempre que se disponga del correspondiente hardware y software. DEKRA ve en ello una gran oportunidad para la convivencia, a menudo conflictiva y propensa a los accidentes, en zonas reservadas principalmente al tráfico peatonal, haciéndola más amistosa y exenta de graves peligros. Con una reducción temporal automática de la velocidad de los patinetes eléctricos o las bicicletas eléctricas de 20/25 km/h a la velocidad de peatón (7 km/h) se podría hacer realidad en el futuro el modelo deseado de centros urbanos dinámicos y multimodales.

Hasta qué punto estos enfoques pueden transferirse a determinados tramos de carril bici o a las rutas ciclistas de larga distancia se deberá decidir tras los proyectos piloto. En cualquier caso, DEKRA apoya el lanzamiento de proyectos de este tipo. También se plantea una reducción temporal automática de la velocidad para las bicicletas eléctricas de alta velocidad (45 km/h) con el equipamiento correspondiente a un máximo de 25 km/h, que corresponde al pedaleo asistido por motor de las bicicletas eléctricas convencionales, cuando circulen por un carril bici, equiparándolas así a las bicicletas.

al siguiente artículo

Compartir página