Todavía queda mucho por hacer

may 2019

Accidentes

La cifra ya se mencionó en la introducción del informe: en 2017, según los datos del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, fallecieron 112.000 menores de 15 años en todo el mundo. De estos, 49.000 eran menores de cinco años y 62.500 tenían entre 5 y 14 años. Si tenemos en cuenta que en 1990 en estos dos grupos de edad hubo en total 223.500 fallecidos por accidentes de tráfico —es decir, más del doble que en 2017—, la evolución hasta la actualidad es muy positiva. En 2017, Asia se encontraba a la cabeza con casi 52.000 fallecidos, seguida de África, con unos 47.550 fallecidos, América con aproximadamente 9.200 y Europa con alrededor de 2.800. La mayor disminución registrada entre 1990 y 2017 la protagonizó Asia, con casi un 58 %, mientras que en África el descenso en este período fue de solo un 27 %.

Mapa del mundo

Fallecidos en accidentes de tráfico menores de 5 años

Fuente: IHME

Puede mostrar y ocultar datos utilizando los botones de color. Tenga en cuenta que los valores absolutos reales pueden mostrar desviaciones mínimas (<1%).

Fallecidos en accidentes de tráfico de entre 5 y 14 años

Fuente: IHME

Puede mostrar y ocultar datos utilizando los botones de color. Tenga en cuenta que los valores absolutos reales pueden mostrar desviaciones mínimas (<1%).

Mapa del mundo

Proporción de niños menores de 5 años fallecidos

Fuente: IHME

Puede mostrar y ocultar datos utilizando los botones de color. Tenga en cuenta que los valores absolutos reales pueden mostrar desviaciones mínimas (<1%).

Mapa del mundo

Proporción de niños de entre 5 y 14 años fallecidos

Fuente: IHME

Puede mostrar y ocultar datos utilizando los botones de color. Tenga en cuenta que los valores absolutos reales pueden mostrar desviaciones mínimas (<1%).

En 2017, en el grupo de niños menores de cinco años, África estaba a la cabeza con diferencia, con 26.550 fallecidos en accidentes. Esto se refleja también en el número de fallecidos en este grupo de edad por cada 100.000 habitantes. Mientras que, a escala internacional, esta cifra era cercana a 7, en África se llegaba a los 14. Y algunos datos más: en el caso de los fallecidos en accidentes de tráfico de entre 5 y 14 años entre 1990 y 2017, en África solo se registró una disminución de aproximadamente un 12 %: de 23.850 a 21.000. En cambio, Asia logró un descenso de un 48 %: de 64.500 a 33.500. En África y Asia se siguen produciendo la mayoría de los fallecimientos por accidente de tráfico en jóvenes menores de 15 años. Por ello, como ya se indicó en la introducción, en los últimos años también se han iniciado un gran número de acciones en estas regiones para lograr una mayor seguridad vial en este grupo de edad.

En principio, no es sencillo comparar el número de fallecidos en accidentes de tráfico entre diferentes países. Las cifras absolutas sirven sin duda de referencia pero, en cuanto al riesgo de muerte por accidente de tráfico, resulta más significativo el número de casos por cada 100.000 personas en cada grupo de edad, que ya se ha indicado anteriormente para África. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la base de datos internacional de accidentes de tráfico (IRTAD, por sus siglas en inglés), países como Suecia, el Reino Unido o Noruega registran respectivamente un valor inferior a 3, mientras que en países como Estados Unidos o Chile esta cifra supera los 10 fallecidos.

Si se analiza este valor para niños de hasta 14 años, se observa que, en todos los países de este planeta, los niños tienen un menor riesgo de fallecer en accidente de tráfico que los adultos. En este caso, Noruega (0,414), Suecia (0,420) y el Reino Unido (0,460) ocupan el primer puesto a escala mundial. Dentro de este grupo de edad, los mejores valores corresponden de nuevo a los niños de entre cero y cinco años. Nuevamente, Noruega, Suecia y el Reino Unido, con una tasa de fallecimientos inferior a 0,4 por cada 100.000 personas en este grupo de edad, están a la cabeza. En Estados Unidos, este valor es de casi 1,90, considerablemente mayor.

En total, se observa una tendencia a una mayor seguridad para los niños en el tráfico rodado en ciudades con una renta per cápita más alta. No obstante, esto no significa que las ciudades con un mayor nivel de renta sean automáticamente más seguras para los niños. Por ejemplo, Hungría y Dinamarca, con 0,836 y 0,802 respectivamente, tienen un valor de referencia casi idéntico, mientras que su renta media es de 13.260 y 61.680 euros respectivamente.

Compartir página