Tres cuartos de los vehículos de conductores jóvenes todavía presentan deficiencias, algunas de ellas graves

abr 2016

Ingeniería Automovilística

Es un hecho: con la edad del vehículo aumenta el índice de deficiencias. Los vehículos más viejos son utilizados en su mayoría por conductores y conductoras jóvenes – especialmente por razones económicas. La acción SafetyCheck llevada a cabo de nuevo en 2015 por DEKRA, la Asociación Alemana de Seguridad Vial (Deutsche Verkehrswacht) y el Consejo Federal de Seguridad Vial (Deutscher Verkehrssicherheitsrat) reveló que la edad media de los turismos inspeccionados era de 11,9 años. En los vehículos de hasta tres años, un 29 por ciento presentaron deficiencias, mientras que en los vehículos de entre 7 y 9 años el porcentaje era de un 70 por ciento, y en los vehículos de entre 13 y 15 años la cifra subió a casi un 90 por ciento. Aproximadamente un 46 por ciento de todos los vehículos inspeccionados presentaba deficiencias en el chasis, ruedas/neumáticos y carrocería, un 42 por ciento en alumbrado, electricidad y electrónica, un 32 por ciento en el sistema de frenos.

El balance de la acción demostró que los sistemas electrónicos de seguridad también están muy extendidos entre los vehículos antiguos: nueve de cada diez vehículos en el SafetyCheck 2015 estaban equipados con ABS y airbag, más de la mitad tenían un ESP/ASR a bordo. Solo un siete por ciento de los vehículos inspeccionados no disponía de ninguno de estos tres sistemas. Peros también se mostró que un 6,6 por ciento de los sistemas ESP/ASP, un 2,5 por ciento de los airbags y un 2,2 por ciento de los ABS no funcionaban.

Teniendo en cuenta que el tramo de edad entre los 18 y 24 años pertenece a los usuarios de la vía pública con mayor riesgo de siniestro y muerte y que además que ellos utilizan en mayor medida vehículos envejecidos, resulta obvio que existe un gran potencial en el aumento de la seguridad vial respecto a las condiciones técnicas de los vehículos.

Compartir página