Vehículos mejor equipados para prevenir accidentes

abr 2019

Noticias y acciones

biker

En comparación con las 174 víctimas mortales en accidentes de tráfico por cada millón de habitantes registradas a escala mundial, las carreteras de la UE son, con un promedio de 49 fallecidos, las más seguras del mundo. En 2018, en la UE se registraron en torno a 25.100 fallecimientos atribuibles a accidentes de tráfico. Según las cifras provisionales de la Comisión, el año pasado, por cada víctima mortal que se produjo en las carreteras de la UE se estima que resultaron heridas de gravedad una cantidad aproximadamente cinco veces superior, es decir, unas 135.000 personas.

En total, el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico en la UE se ha reducido en más de la mitad en las últimas dos décadas. No obstante, las cifras más recientes indican un estancamiento en el retroceso de la tasa de mortalidad, lo que hace necesario intensificar los esfuerzos para mejorar la seguridad vial y salvar más vidas. Es por ello que a partir de mayo de 2022 numerosos sistemas de asistencia al conductor serán obligatorios en los vehículos nuevos. Así lo ha decidido la UE en abril de este año.

Entre los sistemas de asistencia al conductor que deberán equiparse obligatoriamente en todos los vehículos nuevos se incluyen la adaptación inteligente de la velocidad, un soporte para el montaje del dispositivo de bloqueo de encendido en caso de consumo de alcohol, un sistema de advertencia en caso de cansancio y disminución de la atención del conductor, un sistema de advertencia en caso de disminución de la concentración del conductor, la señal de parada de emergencia, la asistencia a la marcha atrás y el registro de datos en función de sucesos («caja negra»). Se prevé que con la adaptación inteligente de la velocidad se logre reducir el número de víctimas mortales en las carreteras de la UE en un 20 %.

En los turismos y vehículos comerciales ligeros será además obligatorio el montaje de un sistema de asistencia de frenado de emergencia (ya obligatorio en camiones y autobuses) y un sistema de detección de carril de emergencia. La mayoría de estos sistemas y tecnologías serán obligatorios a partir de mayo de 2022 para los modelos nuevos y a partir de mayo de 2024 para los modelos ya fabricados.

A esto hay que añadir que en el futuro los fabricantes de camiones y autobuses deberán construir sus vehículos, o bien equiparlos con funciones avanzadas, de modo que desde el asiento del conductor se tenga una mejor visión directa de los usuarios desprotegidos de la vía pública, como es el caso de los peatones y ciclistas. Esto se logrará reduciendo aún más el ángulo muerto delantero y lateral del conductor. La tecnología de visión directa empezará a montarse en los modelos nuevos a partir de noviembre de 2025 y a partir de noviembre de 2028 en los modelos de vehículos ya fabricados.

Compartir página